El marketing digital surgió como un instrumento dispuesto para la optimización de las técnicas y estrategias que utilizan las empresas para comercializar un bien o servicio a través de las tecnologías más innovadoras. Esta modalidad de mercadeo se instauro en el sector empresarial con el objetivo de facilitar los procesos de comercialización a partir de la consolidación de un principio fundamental: La comunicación directa con el consumidor.

En consecuencia, las empresas han tenido la creciente necesidad de incorporar el marketing digital dentro de sus estrategias comerciales para lograr adaptarse a las demandas del mercado en términos de competencia. Por esta razón, el uso del marketing digital supone para las empresas la necesidad de considerar un grado aceptable de especialidad y conocimiento para estructurar adecuadamente dichos métodos de marketing. De esta manera, nos permitimos exponer, a grandes rasgos y en aras de contribuir al mejoramiento del conocimiento en la materia, cuales son las cosas de las que se debe prescindir a la hora de diseñar una estrategia de marketing digital:

  • Eludir las características particulares que definen a un grupo específico de consumidores: Es fundamental tomar como eje principal de una estrategia de marketing digital los intereses, hábitos y necesidades que se buscan satisfacer. Es de esta forma que se logra desarrollar una estrategia adecuadamente dirigida a un grupo particular de consumidores.  

  • Prescindir del conocimiento y especialidad para desarrollar estrategias de marketing digital: Teniendo en cuenta que esta innovadora modalidad de mercadeo ha significado la agudización de la competencia, muchas empresas han resuelto incursionar en ella sin el conocimiento adecuado y empleando técnicas que pueden resultar infructuosas. Por esta razón, exhortamos a las empresas interesadas en el marketing digital a contar siempre con el conocimiento suficiente y con los especialistas necesarios para diseñar estrategias de mercadeo que resulten útiles y eficientes; pues esto no se logra sin la adecuada valoración de los aspectos más detallados que derivan de la relación entre el consumidor y el producto que se le ofrece.

  • Descuidar la comunicación directa: Como ya mencionamos, este constituye el principio fundamental del marketing digital, y por ende es importante atender de manera permanente los requerimientos y menciones de aquellos que han manifestado interés en el producto que se ofrece.

  • Desconocimiento de resultados conmensurables: Un aspecto fundamental para estructurar adecuadamente una estrategia de marketing digital y lograr tener éxito es adoptar mecanismos de medición sobre los efectos que se van generando, con el propósito de obtener indicadores basados en: número de visitas en cada una de las paginas en que se ofrece el producto, cuántas de esas visitas fueron a través de dispositivos móviles, correlación de visitas y adquisición del producto e identificación de las fuentes de tráfico.

Autores: Alexandra Gutiérrez y Edison Gómez

Bibliografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *